Logo elrin.com
uvedoble-uvedoble-uvedoble-punto-elrin-punto-com elRin
Los datos de elRin.COM 1840 noticias publicadas
1690 Rineros registrados
0 Rineros conectados
6 anonimos conectados
652 mensajes en el foro
14069 mensajes en el foro antiguo
Frase Rinera: “Creo que no estamos solos en el universo” [Steve Vai] Envía la tuya
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 66 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 67 Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 74 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 75 Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 82 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 83 Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 90 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 91
Noticias pasadas

Un grano en el orto de Beckham merece más atención que el Teatro.

paraleer

Cierto aire surrealista recorre en forma de unos y ceros elrin.com. Tras quedarme totalmente hechizado después de ver en el Emperador: «Diario de Adán y Eva», Una magnífica obra de teatro que Miguel Ángel interpreta acompañado de Blanca Oteyza y que ahora cumple 3 años en España, uno y medio ininterrumpidos en el Teatro Reina Victoria de Madrid. (esto en tiempos de Gran Hermano también es mucho más surrealista aún).

Miguel Ángel conoce elrin.com por una crónica de la obra. Más de un año después, seguimos en contacto, él y su mujer, siguen "haciendo teatro a diario", y yo sigo al frente de esta ventana negra llena de sorpresas. Parece que nada ha cambiado, pero después de ver «Diario de Adán y Eva», muchas cosas no vuelven a ser iguales. Al final de la entrevista, podeis ver (escuchar) el regalo que Solá nos ha hecho a todos los visitantes de elrin.com (Foto: Antonio Heredia)

Foto1

Entrevista rinera con Solá:

(Fotos: María García)

“Un grano en el orto de Beckham merece más atención que el Teatro”

Miguel Ángel Solá: “El artista, en calidad de ciudadano, debe ayudar a corregir los abusos en los que incurre el poder, señalándolos. En tanto artista sólo debe perseguir la verdad de su propósito: ser auténtico, crear, dar vida, aportar conocimiento, ayudar a mitigar el sufrimiento humano con belleza, empatar diferencias, servir de guía en el intrincado laberinto emocional que convierte ficciones en verdades. Eso lo pone al servicio de aquellos que saben que somos los únicos bichos del universo que podemos convertir esto que es en lo que podría ser si nos animáramos. A la luz de los acontecimientos: muy pocos artistas, a lo largo y a lo ancho de la vida conocida, han llegado a nosotros como ejemplos de enfrentamiento cabal con el poder. Cada cuál ha servido a un patrón y a un modelo de poder. Y, amparados por unos, otros, o algunos otros, han accedido a la Historia. Genuinos, pocos se me ocurren, que hayan logrado desatar los nudos de la dependencia. Los hay, pero no tienen prensa de ningún poder, o la tienen controlada por goteos, que se pierden en el océano de los poderes. El artista suele hacer de su conciencia una constante miga fresca, se “amolda” para dar a conocer su obra, y lo hace porque está obligado a contar la vida, mientras sufre lo que cualquiera sufre: miedo, hambre, tristeza, soledad, broncas, envidias, enfermedades, y muerte (“muertes”, si sumamos las de los personajes actuados, escritos, pintados, danzados, cantados y/o esculpidos). El artista es arisco y poco astuto al principio, pero, tarde o temprano, el poder le muestra los instrumentos de tortura –que exceden la indiferencia, la marginación, la postergación, o el maltrato moral-, ésos que duelen en carne propia o en carne querida. Hay que ser muy obstinado y consecuente en una lucha tan dispar. Y muy inteligente. ¡Eduardo Galeano! -me asaltó la memoria un nombre propio de artista del anterior siglo y milenio, que accede a éste con dignidad-, y apareció en mi mente y en mi corazón porque se me cruzó una frase suya: “Es la eterna lucha de los siempre contra los jamases”. Hay espejos, sí que los hay, que no padecen el añicamiento de la Historia Oficial, y es bueno mirarse en ellos; pero de ahí a ser ellos o pensarse ellos... hay que ser demasiado.

Por definición, el artista, debe estar frente a sí mismo; y su misión, a mi modo de ver, no es otra que la de preservar una única conciencia: yo no soy propietario de mi talento, soy sólo quien lo porta. Ser artista es una conjunción hermosa de casualidades. Ejercer de artista es una conjunción de causas probas e ímprobas”.

“Desentumecidos los dedos, contesto tus preguntas”:

1) En un debate sobre el estado actual del teatro en España, ¿cuál sería su diagnóstico?

Es, sí, manifiestamente inmerecida la situación del Teatro. Se trata de la primera de las Artes conocidas, pero no se la preserva de nada. Se escarba en las ruinas: un maxilar incompleto, la punta de una flecha, un ánfora, unos vendajes que albergaron muerte... Pero el Teatro, la más antigua de las heredades humanas, es la nada. Un grano en el orto (-¡Culete, papá-!, me corregirían mis hijas) de Beckham merece más atención que el Teatro. Y no hay manera de romper las cadenas mohosas en las que está atrapado. Depende y dependerá del público, su único deudo en este velatorio que lleva siglos. Pero el futuro muerto inmediato no quiere terminar de estirar la patita. No hay que contar con el poder. Cuando el poder pone sus ojos en el Teatro, lo hace tejiéndole batitas a un prohijado mentiroso que apañe sus mentiras. ¿No han oído más de una vez decir a un nadie, refiriéndose a otro nadie: ¡Qué buen actor es ése!... ¡Qué bien miente!...?. Ése, y no otro, es el margen de verdad que le otorgan a un actor, aunque su tarea sea bien diferente a un actuador pago por el poder. Y con él, con el actor, se define al Teatro. El uso y consumo popular coloca al actor en las fauces de la mentira. El poder lo empuja directamente a su posterior masticación, deglución y defecación. El público que ama y amará al Teatro incondicionalmente, sabe que de su preservación depende el instinto de conservación que el humano tenga. Sabe también que la suma de sueños del ser humano no puede quedar en manos de los medios de comunicación mientras la noticia siga siendo que un hombre mordió a un perro. En ellos no se abona, no se labra, no se riega, no se protege del viento y del espanto al bicho bueno y creador que llevamos dentro. En ellos se hace desaparecer cualquier tabú, para, inmediatamente generar uno nuevo y que el imperio del miedo siga intacto. En cada titular, en cada palabra escrita, hablada o llevada a imagen, vive la condena a muerte de la especie. Aquellos que deberían, por método, librar la batalla humana son los negociadores de su agonía. A la vida le quedan las Artes como refugio. El Teatro es una de ellas. La primera en orden de aparición. Mientras exista vida, existirá el Teatro -herido de vida-, en medio de tanta muerte anticipada y hasta aplaudida. En cuanto a los políticos, tercer brazo del poder, ellos persiguen la realidad, el Teatro la verdad, que como todos saben, menos nosotros -los hombres y las mujeres del Teatro-, no existe.

2) Como parte pública de la cultura, ¿cuáles son los muros insalvables con los que se encuentra un actor como usted, para poner en marcha, o mantener en cartel, un proyecto cargado de éxito como es “Hoy: El Diario de Adán y Eva, de Mark Twain”?

Todos los que no dependen de mí. Y mi salud, que en algún grado depende, y la de cada uno de los miembros de la cooperativa que pone en marcha “Hoy: El Diario de Adán y Eva, de Mark Twain”. Y los de la salud -y las ganas- de los que pagan cada platea que nos da de comer. No dependemos más que de nosotros, haciendo el sueño a mano y sin permiso -como bien dice el poeta-, contagiando al público de una enfermedad que le invita a erguirse orgullosamente vertical -que bastante trabajo nos ha costado despegar los miembros anteriores del suelo-, frente a la realidad virtual en la que se nos impone anclar. Bastante bien nos va: “Virgencita, virgencita...”

3)¿Cuántas veces ha recibido una llamada del Ministerio de Cultura, sea del color que sea, para conocer sus necesidades, ideas, intereses, sensaciones o puntos de vista acerca del momento actual de las artes escénicas?

Nunca. Ni en mi primera tierra, ni en ésta mi segunda. Ni la espero. No soy negocio lucrativo para quienes quieran vivir de mí. Sirvo sólo para crear y creer. Soy útil para la gente que cree y crea.

Foto2

Foto3

4) Los medios de comunicación parecen obligados a apostar sólo por aquellos espectáculos que tienen como único aval su poderío económico. ¿Hay alguna alternativa o líneas de ayuda para aquellos otros que, sin ser minoritarios, cuentan con el favor del público?

Una mano lava la otra y las dos lavan la cara, decía mi bisabuela. Si a éstas alturas -con una obra que se mantiene a pulmón batiente, sin más aval que el talento; que ha cumplido sus diez orgullosos primeros años en cartel y continúa siendo pan recién horneado en cada función de las casi mil novecientas hechas; que ha sobrepasado largamente el millón de personas con hambre de buen Teatro-, no hemos logrado que los responsables de difundirnos lo hagan aplaudiendo con las orejas en titulares, tapas, y notas de cuatro a seis folios que se destinan a las supuestas variantes humanas que valen un quintal, ni placas conmemorativas de manos de nadie, quiere decir que algo en nosotros no es digno. Ignoro si hay alternativas o líneas de ayuda. No vamos a mendigarlas. Si las hay deberían aparecer solas. No somos gestores de subsidios; somos seres convencidos de lo que ofrecemos.

5) ¿Cuáles son las últimas promesas incumplidas dirigidas al teatro?

Supongo que la más incumplida es la que tiene que ver con su origen. Todo a su paso. Lento en nuestro caso. Hasta no hace mucho tiempo, la Iglesia Católica, no permitía enterrar a los actores en camposanto. Y eso que no es de las religiones más atrasadas. Creo, para no hacer poesía, que el Teatro no debe esperar nada. Podrán esperar los empresarios, los productores, los influyentes, los dependientes del factor burocrático. Hasta los realistas podrán esperar. Los actores, los que hacemos todos los días el Teatro, con todos los humores puestos en él -hasta que Merlín vuelva-, no debemos esperar nada de nada. Con nosotros, el incumplimiento va a ser eterno, por ende: va a ser eterno con el Teatro.

6) Así como en el cine se percibe un corporativismo positivo, ¿cuál es la actitud de los grupos y entidades representativas para defender sus intereses?

Desconozco el tema. Sé que se juntan los empresarios teatrales-comerciales por un lado, y los empresarios teatrales-independientes por otro. Nuestra cooperativa, que no tiene lugar de pertenencia, se junta, cuando hay, para comer y pelearnos, o comer y discutir un nuevo proyecto y pelearnos, con ganas de volver al Teatro a hacer mejor las cosas que nos incumben.

7) ¿Debería existir la definitiva ley del teatro?

No. Una Ley definitiva sería una Ley sin vitalidad. La vida es movimiento. Se necesitaría una Ley dispuesta a verse y reverse permanentemente. Por el momento, bastaría con que la mafia organizada dejara de hacer el gilipollas y se dedicara a proteger al Teatro de los que lo destruyen, de los que lo denigran, de los que lo confunden, de los que lo usurpan, de los que lo embrutecen, de los que lo exprimen, de los que lo enferman con ganas de matarlo y de los indiferentes. El bastardaje le teme más a la mafia que a la Ley. También debería existir un germen del que dependiera el escalafón de los políticos. Un germen que los fuera retrogradando a labores cada vez menos significativas, por cada día en el que no piensan en el Teatro como se debe. Pero, ¿qué puede importarles el Teatro a quienes nunca van a él a disfrutar de él?. ¿Cómo van a legislar el Teatro seres que no lo tienen en su pensamiento, ni en su gusto, ni en sus planes de educación, ni en sus necesidades; y ¿para qué lo harían? Si alguien se casa con una idea -o sea: con otro-, lo hace, supongo, para inspirar su propia vida. ¿Quién va a querer inspirarse en la primera de las Artes –algo tan anacrónico y vetusto-sin temer que se le acuse de necrófilo, al día siguiente de consumada la boda? ¿Ustedes imaginan a un ministro anunciando la puesta en vigencia de la “tan esperada” Ley del Teatro? ¿E imaginan algún titular de la prensa matutina difundiendo: “SE HA PROMULGADO LA TAN ANSIADA LEY DEL TEATRO”? ¿Ansiada por quiénes? ¿Para qué?

El papel higiénico está protegido por la Ley y ya saben su destino.

8) Cuando se reúne con actores de teatro, ¿cuáles son las frases que más se repiten?

¿De qué vamos a hablar?... De las ganas que tenemos que el fútbol, de una vez por todas, contagie la lepra; de la basura acumulada en atenciones al “famoseo”; de lo difícil que resulta sensibilizar a los medios de comunicación mas IVA; del bastardeo que sufre nuestro trabajo a manos del viboreo feudal y proletario. A veces dan ganas de renunciar, de venderse al mejor postor que casi siempre es el peor. A veces dan ganas de cumplir con los sueños paternos y destinar el tiempo a obtener la tan soñada licenciatura en... Pero, sin alharaca y con el perfil más bajo, en la más absoluta intimidad, uno no se cansa de repetirse que somos los seres más privilegiados del planeta Tierra por poder subirnos al escenario, y en él ganarnos el buen pan que compartimos con hijos, padres y amigos. No hay otra vida posible para nosotros. Sin red. A puro riesgo. No hay como el Teatro. Y el poder lo sabe.

9) En ocasiones, en el mundo teatral, hay que recurrir a un autobombo un tanto surrealista. Una obra, celebra mil representaciones cuando apenas pasa las ochocientas, lo cual ya sería para estar bastante orgulloso. Otras regalan las entradas… ¿No sería necesario un poco de autocrítica y exigir responsabilidad y respeto, comenzando desde dentro?

Pasa que haber comido es muy bueno, pero comer es mejor. No importa la mentira. Sólo se trata de vivir, ésa es la historia, la pequeña historia. De todos modos, la mentira no es obra del Teatro, ni de sus artistas, que, a lo sumo, participan de ella callando la verdad. Eso lo hacen los que necesitan aún más de lo que tienen, que debería, también, colmarles bastante. Nosotros: a lo nuestro y con nuestra verdad, que ya nos ocupa bastante como para ponernos a revisar mentiras ajenas. Somos polvo organizado que se desorganiza con tan poco soplido...

.- ¿Quereis escuchar el "regalo" que me ha hecho Miguel Ángel Solá? pulsa http://www.imagenindustrial.es/elrincom/cortazarporsola.wma" TARGET="_BLANK">Aquí (fichero wma) , enciende los altavoces!

- ¿Sigues teniendo el bello sobre los brazos? no me direis que no es un detallazo...

Noticias pasadas
Noticias Agenda
Opinodromo

Último mensaje

Opinodromo antiguo
Tablón de anuncios

Estamos en ello

Estamos trabajando en el nuevo tablón de anuncios. Todavia no está operativo.

Grupos de León
Noticias pasadas

Iván Ferreiro + ENN

Iván Ferreiro + ENN

14 de Abril de 2005