Logo elrin.com
uvedoble-uvedoble-uvedoble-punto-elrin-punto-com elRin
Los datos de elRin.COM 1840 noticias publicadas
1690 Rineros registrados
0 Rineros conectados
6 anonimos conectados
652 mensajes en el foro
14069 mensajes en el foro antiguo
Frase Rinera: Cometer errores es humano, pero para estropear realmente las cosas necesitas un ordenador [Paul Ehrlich] Envía la tuya
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 66 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 67 Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 74 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 75 Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 82 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 83 Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 90 Deprecated: Function split() is deprecated in /usr/home/elrin.com/web/noticias/index.php on line 91
Noticias pasadas

FIMA´06, lo que dio de sí.

paraleer

fima´06:

VIERNES.-

Habiendo tenido el tiempo suficiente para digerir bien la experiencia que fue el FIMA desarrollado durante el fin de semana (17 y 18 de Marzo), y de charlar con unos y con otros cambiando impresiones acerca del evento, estamos en condiciones ya de relativa fiabilidad como para intentar a continuación una especie de crónica.

Arrancó el festival con el elegido para representar a la escena local en dicho evento, Smooth C, que había sido bastante criticado en el evento presentación, celebrado en el propio MUSAC, por no ser precisamente "smooth" técnicamente en el desarrollo de su sesión. Pero en esta ocasión fue diferente ya que al parecer estuvo mucho más centrado que en aquella ocasión y su sesión fue correcta técnicamente a la hora de presentar una de las muestras más interesantes, en cuanto a innovación sonora, de todo el festival.

Su sesion no fue precisamente dinámica pero si que se esmeró en aportar sonidos muy electrónicos que si que daban un carácter bastante "avanzado" a su exposición musical.

Llegó mas tarde una de las actuaciones mas esperadas del festival, los franceses Rinôçérôse, quienes intentaron mostrarnos algo de su estilo más representativo. La mayoría de sus seguidores valoraron positivamente su actuación dado que justo escucharon lo que esperaban, pero el resto, que tal vez esperaba algo mas bailable y más dominado por la electrónica, posiblemente no llegó a discernir lo que este grupo ponía en sus oídos, que fue ni mas ni menos, que una fusión casi indisoluble, de la esencia housera clásica con sonido Chicago y un espíritu guitarrero al mas puro estilo rock, que muchos percibieron como muy dominante. Tal vez se echó de menos un poco mas de funk para dar un color mas bailable a toda la actuación, pero sin embargo, ya deberíamos estar todos advertidos de que un festival de este tipo no está enfocado a esa forma de vivir la música exclusivamente, aunque algunos no debieron de enterarse.

No obstante, la forma de plantear el discurso musical de los franceses fue muy asequible a todo tipo de públicos, ofreciendo gran riqueza y variedad de instrumentación más allá de las muy presentes guitarras, que hizo, junto con los cambios de matiz en el estilo y los espectaculares relevos de vocalista, que fuera muy amena su actuación.

Después llegó el momento de Todd Terry, uno de los más aclamados de la noche sin duda gracias a su buena lectura de los deseos del público, como gran DJ que es y ha sido desde que todo el fenómeno empezó. Mérito doble el de su gran lectura y adaptación a su público ya que las circunstancias no se lo favorecieron en absoluto, empezando por la ubicación en el escenario. Nadie pudo comprender que la organización fuera tan ajena a la importancia del contacto con el público para el buen desarrollo de la sesión de un diskjockey, y es que no fue una idea afortunada situar a los DJs al fondo del escenario cuando éste había quedado vacío delante. Aún así y ante la evidente estupefacción de Todd Terry, la cosa no se solucionó (en ninguna de las sesiones de DJs de ambos dias).

Foto1

Con todo en contra, incluido el exceso de humo de máquina en el escenario y unas aterradoras luces contra él (a la vez que no dejaban usar flash a los fotografos...), este hombre nos demostró su carisma desarrollando una sesión técnicamente no de lo que mejor que se le puede ver, pero sí musicalmente variada. Ofreció el sonido clásico del house americano de Chicago que le hizo famoso, también se detuvo en el pujante sonido New York mas actual, y como no podía ser de otra forma, su gran lectura de sesión le llevó a los aclamados y populares temas de corte latino que ofreció al público, muy agradecido en ese sentido.

Pero tampoco el sonido permitió a los asistendes disfrutar del virtuosismo de este señor con la mesa de mezclas, la compresión excesiva que aplicaron en control de sonido echó a perder la dinámica totalmente, no hubo forma de controlar la reververación y en ocasiones nos dió la sensación de que Todd nos estaba poniendo techno. Estridencia de agudos, graves distorsionados...nada de ello que pudiera salir de la mesa de Todd, tal vez alguien no se dio cuenta de que ya no estaba tocando la gente de Rinôçérôse, no se nos ocurre otra explicación.

La cosa se presentaba igualmente dificultosa para Darren Emerson pero él vino dispuesto a hacer lo que mejor sabe y se sobrepuso a todos los impedimentos. Por suerte para entonces el sonido había mejorado, no sabemos si tal vez de casualidad o a alguien se le ocurrió pensar que antes sonaba mal.

La noche se volvió mas techno con Darren, que salió de los cálidos sonidos disco-house con toques de funk (e incluso "latinísssimos" en ocasiones) de artistas precedentes, hacia una concepción algo más fria totalmente basada en sintetizadores y sampleos electrónicos, pero sin embargo bailable.

Fue, en general, un set basado en ritmos techno muy teñido de electro y con toques dub en ocasiones.

También supo captar a su público y estuvo empeñado en transportar a los asistentes a través de un continuo flujo de sonido hipnótico y embriagador, que magistralmente controlaba subiendo y bajando la intensidad de atmosferas musicales y creando en ocasiones tremendos subidones de energía sonora, y en otras, permitiendo una relajación para asimilar correctamente un acertadísimo planteamiento de set electrónico.

Foto2

El sábado, tuvimos la gran suerte de poder asistir al cocktail que la organización del Festival había preparado para medios y artistas. Allí pudimos ver imágenes tan esperadas como el añejo Karl Bartos conociendo al efervescente Jeff Miles. Animadas charlas con periodístas musicales como Carlos del Riego, el diseñador de moda David Delfín y toda la gente habitual de los saraos del "mundo cultureta local". El azicate perfecto para conseguir una entrevista con Jeff Miles que en breve podreis ver y escuchar dentro de elrin.com TV.

SABADO.-

Ya el sábado hacen aparición Saint Etienne, una de las propuestas menos entendidas por una gran parte del publico de este dia. Allí observamos y escuchamos un muy buen hacer de esta gente dentro de su estilo, eminentemente pop, con muy poco de electrónico y a veces muy poco innovador. Pero el calificativo mas adecuado, dentro del contexto, sería que fue una actuación.... tranquila. Invitaba a la relajación en todo momento el planteamiento y sólo un poco se animó el público tal vez debido al reconocimiento de alguno de sus temas mas populares.

Tras terminar la actuación anterior, una larga pausa permitió disponer todo para la llegada de Karl Bartos, o mejor dicho, de un "Krafwerk remodelado". La verdad que muchos ya nos lo esperábamos, pero teniamos dudas en que la actuación fuera tan clasica.

Foto3

Se dedicó Karl a tocar temas de Krafwerk mayoritariamente, lo cual convirtió la actuación en un remix en vivo de los míticos temas de toda la vida. Tal vez aunque no fuera muy innovador, muchos agradecimos el poder ver a todo un mito de la electrónica tocando en vivo las melodías que nos vieron crecer a algunos. Sin embargo también hubo tiempo para dejar a los robots apagados y ofrecer algunos temas nuevos de su propia cosecha, que si bien sonaban muy actuales, rebosan de la clase y estilo de antaño.

Nadie pudo negar, ni siquiera los que esperaban actuaciones plenamente bailables, que ver a Karl Bartos en León, en vivo, ha sido una gran experiencia. Podría decirse que a muchos les consiguió infundir, en una hora, más interés por la cultura musical que centenares páginas y páginas escritas tanto en la red como en papel.

Tras otra nueva e incomprensiblemente larga pausa, se puso a los mandos de la improvisada y muy criticada cabina de DJ, el señor Marco Carola.

Empezó el italiano con ganas de traer una muestra de música fundamentalmente basada en techno, pero con un caracter minimal muy a la moda actual, y por ahi atacó al público, pero este, deseoso de bailar desenfrenadamente bajo el control de sus ritmos, no tardó mucho en hacerselo entender a Marco y este ofreció una respuesta políticamente correcta para un festival de estas características: sesión techno muy bailable pero no demasiado abrasiva.

Consiguió en un extraño equilibrio contentar a la masa rabiosa deseosa de que ofreciera el contundente techno característico de otros sets suyos, pero también consiguió llevarlo de tal manera que fuera lo menos traumático o abrasivo posible para el público no acostumbrado a vivir demoledoras noches de frenesí pistero.

Y para cerrar el festival llegó uno de los más esperados del festival y el más esperado de la noche, Jeff Mills. No hay mucho que decir que no se haya dicho ya de él miles de veces.

Su sola presencia es aterradora para cualqueira que sepa un poco de la historia de todo esto, fue uno de los pioneros y también es uno de los que más han hecho avanzar la música electrónica, y ambas cosas vino a demostrar a León, eso quedó claro.

Arrancó con un tema mítico y centenas de veces versionado sorprendiendo a todos los que de él esperaban una continuación del frenético set de Marco Carola. De hecho no dejó de sorprender, y tal vez decepcionar, a aquellos que esperaban de él un set contundente en cuanto a ritmos, y en el cual demostrase también sus enormemente alabadas virtudes técnicas a los platos. Esta vez Jeff dejó de lado alardes de una técnica que todos conocemos y se dedicó a programar un set muy acorde con la tématica del festival, y es que ofreció un techno muy avanzado pero con la evidente esencia Detroit que le ha caracterizado siempre.

Un techno no centrado en la contundencia de ritmos ni en la agitación física, sino en la asimilación mental de unos conceptos que el lleva años intentando transmitir, equilibrio, paz, reflexion, es lo que transmite su techno, a veces caótico y oscuro y otras veces repleto de luz, como él mismo considera la propia esencia humana. Lamentablemente no todos le escuchan cuando habla y no todos entienden lo que el quiere transmitir en sus sets techno, tal vez por el alejamiento voluntario y el desinterés. Es por eso que en su magistral set, la mayoría sólo vieron "una rayada mental" cuando ellos esperaban que partiera la pista con ritmos frenéticos; mientras que otros tantos de los asistentes, escucharon "sólo techno" al oir golpear el primer bombo y taparon virtualmente sus oídos, cerrando a la vez sus mentes.

Las gradas llenas, era un set tan para escuchar como para bailar levemente, la pista llena.

Hubo respeto en general aunque no hubiese agrado profundo. Jeff ofreció algo muy grande al público reunido en el León Arena, ofreció sus ideas abiertamente gracias al respeto del público y aún asi tuvo tiempo para colocar un puñado de temas buscando la comprensión y aceptación del público de pista de baile, incluso puso un tema más para deleite de todos, y lo que es mas raro en él si cabe, salió a saludar "de cerca" a su comprensivo y respetuoso público, ya que también fue castigado a desarrollar su sesion a una buena distancia de él.

En general el balance fue muy bueno a nivel de calidad de actuaciones, mérito exclusivo de los artistas, a pesar de tener todo en contra en ocasiones. Nadie entiende por que privaron a los DJs del contacto con el público y viceversa, cuando la cuestión técnica es muy solucionable. Al igual que se tardó 40 minutos en desmontar el aparataje de St. Etienne y montar a Karl Bartos, se pudo hacer lo mismo en la tercera parte de tiempo para las 2 actuaciones consecutivas de DJs de ambos dias, y así colocar los platos y la mesa de mezclas en la parte delantera (y visible) del escenario.

Si bien es cierto, que algunos nos hubieramos conformado con que en los paneles de visuales ofrecieran mas imagenes del buen hacer de los DJs. Enorme desperdicio de camaras fijas en la improvisada cabina.

De hecho, no creo que nadie se hubiera quejado si hubiesen sustituido totalmente los visuales de paupérrima calidad por imagenes constantes de cabina; es realmente lamentable que algo organizado por el MUSAC haya sido tan pobre a nivel artístico visual. Se utilizaron meras reproducciones programadas, en absoluto relacionadas con los momentos musicales, ya ni vamos a exigir sincronismo.

Esperemos que haya continuidad y mejoría en este festival, podría ser referencia europea con el trabajo y el enfoque adecuado. Y aunque se critica, por parte de algunos, que dentro de los campos de la electrónica en concreto, en ciertas actuaciones no fuese precisamente avanzado, sin duda supone un avance respecto a programaciones musicales tradicionales (las de toda la vida), y permite al menos un acercamiento a tendencias desconocidas para mucha gente.

Queremos mas cosas así para León.

Texto: Obscurum/oscariolo Fotos: V. Entrecanales.

Foto4
Noticias pasadas
Noticias Agenda
Opinodromo

Último mensaje

Opinodromo antiguo
Tablón de anuncios

Estamos en ello

Estamos trabajando en el nuevo tablón de anuncios. Todavia no está operativo.

Grupos de León
Noticias pasadas

FIMA´06, lo que dio de sí.

FIMA´06, lo que dio de sí.

30 de Julio de 2006